Síndrome de abstinencia de la fentermina

Fentermina sigue siendo la pastilla de dieta más recetada en el mercado. Sin embargo, debido al fuerte potencial de adicción y abuso del ingrediente activo, así como la falta de investigación clínica relacionada con su uso a largo plazo, este medicamento sólo debe tomarse durante un período máximo de doce semanas (tres meses) a la vez [1].

El uso limitado y controlado de este medicamento minimiza el riesgo de dependencia, tolerancia y síndrome de abstinencia. Desafortunadamente, debido a los fuertes efectos estimulantes de las pastillas de fentermina, algunos pacientes todavía experimentan síntomas del síndrome de abstinencia cuando dejan de tomar fentermina, incluso después de un curso de tratamiento relativamente corto. Estas reacciones varían en severidad y duración dependiendo de la persona, así como la dosis y duración de la fentermina.

Dejar de tomar fentermina

Dejar de tomar fenterminaPlanificar cómo dejar de tomar la fentermina es vital para lograr el éxito a largo plazo en su proceso de pérdida de peso. Esto también reduce el riesgo de sufrir síntomas de abstinencia.

A medida que el tratamiento llega a su fin, tómese tiempo para:

  • Establecer hábitos saludables
  • Desarrollar un sistema de apoyo sólido
  • Disminuir lentamente la dosis

La fentermina está diseñada como un tratamiento complementario a las modificaciones en el estilo de vida que promueven la pérdida de peso. Por esta razón, es fundamental que los pacientes fortalezcan sus hábitos alimenticios, de ejercicio y de autocuidado [2]. Además, el desarrollo de un sistema de apoyo sólido ya sea en persona o en línea, hace que la pérdida de peso y el mantenimiento del peso sean una realidad más alcanzable. Para algunos pacientes, también resulta beneficioso disminuir su dosis de fentermina en las últimas semanas de tratamiento. Esto permite que el cuerpo se ajuste más gradualmente a un nivel más bajo de estimulante, lo que ayuda a reducir el riesgo de sufrir síndrome de abstinencia de la fentermina.

NO se recomienda detener la fentermina «de golpe», o muy repentinamente [2]. En cambio, la reducción lenta de la ingesta a medida que el tratamiento llega a su fin permite que el cuerpo se aclimate y reduce el riesgo de abstinencia.

Lea más aquí: Dejar de tomar fentermina

Síntomas del síndrome de abstinencia de la fentermina

Síntomas del síndrome de abstinencia de la fenterminaLos síntomas del síndrome de abstinencia de la fentermina son similares a los asociados con otros estimulantes. Las reacciones comunes incluyen fatiga, depresión/cambios de humor, insomnio, malestar gastrointestinal y temblores [3,4].

Estos molestos síntomas ocurren a medida que el cuerpo se adapta a la falta de estimulantes, por lo cual la gravedad varía significativamente dependiendo de una variedad de factores individuales. Busque atención médica si los síntomas de abstinencia son graves, empeoran o interfieren con su vida diaria. Tenga especial cuidado de vigilar los signos de depresión/bajo estado de ánimo, que suele ser el efecto secundario más peligroso de la abstinencia de estimulantes, incluso durante meses después de la última dosis[5].

Lea más aquí: Síntomas del síndrome abstinencia de la fentermina

¿Cuánto tiempo dura el síndrome de abstinencia de la fentermina?

¿Cuánto tiempo dura el síndrome de abstinencia de la fentermina?La duración del síndrome de abstinencia de la fentermina varía entre los individuos. Sin embargo, la mayoría de los pacientes experimentan abstinencia aguda de fentermina en los primeros cuatro días después de la última dosis, con un máximo de 3 a 4 días. Los síntomas persistentes del síndrome de abstinencia de estimulantes, como el mal humor o la fatiga, pueden durar semanas o meses después de dejar de tomar fentermina [5].

Lea más aquí: Duración del síndrome de abstinencia de la fentermina

La vida después de la fentermina

La vida después de la fenterminaDada que la función de las pastillas para adelgazar de fentermina es ayudar y no reemplazar las estrategias empleadas para bajar de peso, es fundamental que los pacientes dejen de tomarlas y tengan un plan para continuar con una vida saludable. Sin un plan concreto para mantener su peso, casi el 80% de las personas que logran una pérdida importante de peso lo recuperan en dos años [6].

La investigación de adultos estadounidenses que han perdido al menos 30 libras y ha logrado mantenerse demuestra que ciertos comportamientos están altamente correlacionados con el mantenimiento exitoso del peso [7]. Algunos de estos hábitos son:

  • Desayunar
  • Pesaje regular
  • Cocinar en casa
  • Mantenerse activo

Buscar el apoyo de un grupo de personas positivas y comprensivas, ya sea en persona o en línea, también resulta beneficioso para mantener el peso durante años.

Lea más aquí: La vida después de la fentermina

Referencias

1. Weintraub M, Hasday JD, Mushlin AI, Lockwood DH. (1984). A double-blind clinical trial in weight control. Use of fenfluramine and phentermine alone and in combination. Archives of Internal Medicine, 144(6):1143-1148.

2. American College of Cardiology. (2011, November 21). Phentermine. Tomado de https://www.cardiosmart.org/Healthwise/d008/06/d00806

3. Allina Health. (2013, June 12). Appetite suppressant, sympathomimetic. Tomado de https://www.allinahealth.org/CCS/doc/Thomson Detailed Drugs/47/602187.html

4. Drugs.com. (1999, April 26). Phentermine Hydrochloride Drug Information, Professional. Tomado de https://www.drugs.com/mmx/phentermine-hydrochloride.html

5. Center for Substance Abuse Treatment. (1999). Chapter 5 – Medical Aspects of Stimulant Use Disorders. In Treatment Improvement Protocol (TIP) (Ser. 33). Tomado de https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK64323/

6. McGuire, MT, Wing, RR, & Hill, JO. (1999). The prevalence of weight loss maintenance among American adults. International Journal of Obesity and Related Metabolic Disorders, 23(12), 1314-1319. Tomado de https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10643690.

7. Wing, R. R., & Phelan, S. (2005). Long-term weight loss maintenance. The American Journal of Clinical Nutrition, 82(1), 222S-225S. Tomado de https://doi.org/10.1093/ajcn/82.1.222S.